Suscribirse
Llámanos al 962.065.260

DIFICULTADES DE APRENDIZAJE

inicio_slider13

DISLEXIA

La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura que tiene un carácter persistente y específico. Las personas que sufren este trastorno poseen una capacidad intelectual normal. Las características comunes que tienen las personas disléxicas son las siguientes:
– Comete errores en la lectura y en la escritura y es más lento en la lectura de palabras.
– Tiene problemas en el procesamiento automático de la información fonológica.
La dislexia es mucho más que tener dificultades en la lectura y en la escritura, ya que existen problemas de comprensión, de memoria a corto plazo, de acceso al léxico, confusión entre la derecha y la izquierda, dificultades en las nociones espacio-temporales.
Por todo ello, tenemos que tener en cuenta que no existen dos disléxicos idénticos y por lo tanto, cada caso es único y no tiene por qué presentar la totalidad de los síntomas.
El niño disléxico debe poner tanto esfuerzo en las tareas de lectoescritura que tiende a fatigarse, a perder la concentración, a distraerse y a rechazar las tareas escolares. Padres y profesores procesan esta conducta como desinterés por parte del niño y se le presiona para conseguir un mayor esfuerzo sin comprender que estos niños son incapaces de realizar las tareas tal y como se le están pidiendo.

DISCALCULIA

Gabinete Psicopedagogico Mestalla

Gabinete Psicopedagogico Mestalla

Es un desorden estructural de las habilidades de las matemáticas que ha sido originado por un desorden genético o congénito de aquellas partes del cerebro que intervienen en la adecuada maduración de las habilidades de las matemáticas.
Las personas que tienen discalculia presentan problemas en diversas áreas:
– En la automatización de los hechos numéricos (tablas de multiplicar).
– Dificultades a la hora de llevar a cabo estrategias aritméticas.
– Mala interpretación de dígitos y símbolos matemáticos.
– Dificultad para la resolución de problemas matemáticos.

TDAH

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad es una alteración neurobiológica que se manifiesta en dificultades de autorregulación de la conducta en tres aspectos concretos: la capacidad para mantener la atención, el control de la impulsividad y el grado de actividad.
Las conductas se detectan con claridad a partir de los 6 años, aunque en ocasiones la detección puede darse ante de esa edad. Estas conductas deben ser observadas en todos los contextos en los que se mueve el niño (casa, escuela, lugares de ocio…) y deben tener una duración de más de seis meses.
Estas demostraciones conductuales repercuten negativamente en el desarrollo cognitivo, personal y social del niño, e interfieren de forma muy significativa en los aprendizajes escolares desde el primer momento.
Con frecuencia el TDAH se presenta acompañado de otros trastornos como: trastornos del lenguaje, trastornos del aprendizaje, trastornos generalizados del desarrollo, trastorno negativista-desafiante, depresión y otros trastornos afectivos y de conducta.

DÉFICIT DE ATENCIÓN

Es un déficit que involucra falta de atención y concentración, así como también un comportamiento de distracción ante cualquier estímulo. Los niños que padecen este déficit no son excesivamente activos y tampoco llevan a cabo conductas disruptivas; lo más habitual es que no completen sus tareas en el colegio, se distraen con mucha facilidad, cometen errores imprudentes y sobretodo evitan actividades que requieran un esfuerzo mental continuo y de mucha concentración. A estos niños a menudo se les malinterpreta como perezosos, desmotivados e irresponsables.
Entres sus características generales podemos destacar las siguientes:
– Presentan a menudo confusión e inatención, lo que les lleva una pérdida importante de información.
– Se distraen con mucha facilidad ante cualquier estímulo por insignificante que éste sea.
– Su tiempo cognitivo es lento.
– Tienen dificultades en la memoria de trabajo y en retener información nueva.
– Cometen errores en las instrucciones orales y escritas.
– No se caracterizan por ser niños con problemas de conducta por lo que no suelen tener demasiados problemas en la interacción con los demás.

TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA

El autismo tiene tantos niveles y rostros como personas lo padecen. No todas las personas con autismo presentan el mismo tipo de síndrome, ni lo sufren en el mismo grado o intensidad.
Existen unas características generales que en cada persona tendrán un grado o intensidad mayor o menos:
– Trastornos cualitativos de la relación social.
– Trastornos de las funciones comunicativas.
– Trastornos del lenguaje.
– Trastornos y limitaciones de la imaginación.
– Trastornos de la flexibilización: realización de rituales simples, resistencia a cambios, tendencia a seguir los mismos itinerarios, estereotipias motoras simples (balanceo, aleteo…), contenidos limitados y obsesivos de pensamiento…
– Trastornos del sentido de la actividad: predominio masivo de conductas sin propósito, actividades funcionales muy breves que tienen que ser dirigidas desde fuera…
Dentro del espectro autista se encuentra:
– Síndrome Autista.
– Síndrome de Asperger.
– Síndrome de Rett.
– Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado
– Trastorno Desintegrativo de la Infancia
Todos estos trastornos necesitan una intervención psicoeducativa que debe ser lo más temprana e intensiva posible.

DIFICULTADES EN EL APRENDIZAJE

Las Dificultades de Aprendizaje (DA) en niños se definen como problemas específicos en la adquisición de destrezas básicas escolares: escritura, lectura y cálculo. Las causas que provocan estas dificultades son desconocidas pero se presupone que existe una base neurológica como causante.
Los alumnos con déficits sensoriales, retraso mental, trastornos emocionales, trastornos psíquicos o cualquier patología presentan dificultad para aprender pero no entran dentro del grupo de Dificultades de Aprendizaje o Trastornos específicos del aprendizaje.

El término Dificultades de Aprendizaje Específicas, hace referencia a sujetos que presentan una dificultad significativa, leve, severa o grave, en el aprendizaje de la lectura, escritura, o las matemáticas, para diferenciarlo de las dificultades de aprendizaje en general. Dificultades de Aprendizaje (DA) o Dificultades Específicas de Aprendizaje (DAE) se utilizan de forma semejante, hacen referencia a los trastornos de aprendizajes instrumentales. En la actualidad se desconoce la etiología o el origen de estas dificultades, si bien hay una tendencia a considerarlas de origen neurológico.
La intervención en las DA debe realizarse durante la infancia, concretamente durante el período en que los niños y adolescentes están escolarizados.
Mediante la intervención se lleva a cabo el tratamiento, recuperación, entrenamiento, corrección, rehabilitación, educación, estimulación de las dificultades de aprendizaje.

TRASTORNOS DE CONDUCTA

Las conductas agresivas, de oposición, desobedientes o desafiantes se encuentran a menudo en la población infantil y juvenil como parte de un desarrollo evolutivo “normal”. La intervención psicopedagógica se dirige a informar y asesorar a los padres sobre el trastorno y llevar a cabo la reeducación psicoeducativa.

Gabinete Psicopedagogico Mestalla

Gabinete Psicopedagogico Mestalla

HABILIDADES SOCIALES

Las habilidades sociales son un conjunto de hábitos o estilos (que incluyen comportamientos, pensamientos y emociones), que nos permiten mejorar nuestras relaciones interpersonales, sentirnos bien, obtener lo que queremos y conseguir que los demás no nos impidan lograr nuestros objetivos.
También podemos definirlas como la capacidad de relacionarnos con los demás de forma tal, que consigamos un máximo de beneficios y un mínimo de consecuencias negativas, tanto a corto, como a largo plazo. El concepto de habilidades sociales incluye temas afines como la asertividad, la autoestima y la inteligencia emocional.

TÉCNICAS DE ESTUDIO

Las técnicas de estudio son herramientas que facilitan el estudio y contribuyen a una mejora del rendimiento y los resultados académicos. Para que la aplicación de las técnicas de estudio ofrezca los resultados deseados es necesaria la participación activa del estudiante, asumiendo su protagonismo en su proceso de enseñanza-aprendizaje y superando su pasividad y desmotivación.

Destacados

Síguenos en Twitter…

… o en Facebook