Suscribirse
Llámanos al 962.065.260

LOGOPEDIA

gABINETE pSICOPEDAGOGICO

La logopedia comprende los procesos de la comunicación humana, los trastornos relacionados y el conocimiento de los medios para prevenirlos, evaluarlos y tratarlos. El logopeda es el profesional especializado en logopedia y se ocupa de la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de sus trastornos. El campo de actuación de los logopedas es muy amplio, ya que abarca desde la atención temprana en la población infantil hasta la intervención en la edad adolescente, adulta y tercera edad. Los tratamientos de logopedia, tienen como objetivo mejorar la funcionalidad en la comunicación y la calidad de vida del paciente.

Trastornos de la articulación

-Dislalias

La dislalia es la alteración del habla más frecuente que podemos encontrar en niños, es la incorrecta articulación de un fonema (letra) desde el punto de vista fonético. Por otra parte puede darse la sustitución de estos fonemas por otros que el alumno ya tenga adquiridos y le resulten más simples de articular.
El aprendizaje de los fonemas lleva un proceso evolutivo en el que se comienza aprendiendo y articulando aquellas letras más simples de producir como lo pueden ser la /m/ o la /p/ y siendo más frecuente encontrar dificultades en aquellos fonemas más complejos, por ejemplo /r/ o la /s/.
Es conveniente rehabilitar de manera temprana este tipo de dificultad puesto que a medida que pasan los años, el patrón incorrecto de habla se afianza más y es más complejo su posterior rehabilitación.

-Disglosias

Las disglosias son alteraciones del lenguaje oral provocadas por anomalías o malformación de algunos de los órganos encargados de la articulación de los fonemas. Su origen puede ser congénito, generalmente por malformaciones, y también puede ser adquirido, cuando se deban a trastornos o lesiones orofaciales.
Desde el punto de vista logopédico, interesa la localización del órgano responsable de la disfunción articulatoria para verificar su grado de afectación.
Atendiendo al órgano afectado, las disglosias se clasifican en:
– Labiales.
– Mandibulares.
– Linguales.
– Dentales.
– Palatales.

Trastorno de la fluidez

-Disfemia

Se define como disfemia, a la perturbación de la fluidez del habla en la que parecen estar implicadas respuestas fisiológicas asociadas y en la que no existen anomalías en los órganos de la fonación.
Las principales características de la disfemia son:
– Bloqueos.
– Repeticiones de fonemas, sílabas o palabras.
– Uso de “muletillas” verbales.
– Tensión muscular.
– Ansiedad a la hora de comunicarse.
La tartamudez puede ser evolutiva o persistente afectando a cualquier rango de edad y siendo más frecuente en niños, esta dificultad debe de ser tratada por un logopeda que de pautas para superar los bloqueos y técnicas de relajación ante situaciones de estrés producidas por esta dificultad.

Terapia miofuncional

-Deglución atípica

La terapia miofuncional es la disciplina que se encarga de reeducar y rehabilitar trastornos en la masticación y deglución. Durante los primeros años de vida, la manera de deglutir es diferente a la que se realiza en la edad adulta, por lo que cuando la deglución no evoluciona podemos hablar de deglución atípica.
Esta alteración, está relacionada con las maloclusiones dentales, sobretodo con la mordida abierta, en la que los dientes superiores no llegan a contactar con los inferiores.
Puesto que los movimientos de deglución se realizan alrededor de 2000 veces al día es fácil darse cuenta del alcance y la importancia que tiene la corrección de la deglución atípica.

Trastornos de la voz

Hablamos de un trastorno de la voz (disfonía) a la alteración de una o varias de las cualidades de la voz (volumen, tono, timbre). Generalmente producidas por el uso inadecuado de la voz y/o un abuso de la misma. Las principales características de los pacientes que padecen un trastorno en la voz son:
– Esfuerzo al emitir un sonido.
– Dificultades para mantener la voz.
– Cansancio al hablar.
– Carraspeo frecuente.
– Falta de volumen.
Las disfonías se categorizan en:
a) Funcionales: cuando no existe una lesión en las cuerdas vocales, este tipo de disfonías se subdividen en:
– Hipertónicas (exceso de tensión en la musculatura laríngea).
– Hipotónicas (falta de tono de la musculatura laríngea).
b) Orgánicas: son aquellas en las que encontramos una lesión en el aparato fonador:
– Nódulos vocales, es la lesión más común, generalmente afecta a las dos cuerdas.
– Pólipo laríngeo.
– Pseudoquiste seroso.
– Edema fusiforme.
– Edema de Reinke.
– Laringitis Crónica y Aguda.
– Parálisis Cordal.
– Úlcera del aritenoide.

Atención temprana

-Estimulación del lenguaje

Desde que nacemos estamos en continuo contacto con el lenguaje, a pesar de ello, en ocasiones los niños/as no adquieren el lenguaje al ritmo esperado. Es importante, detectar aquellos casos en los que exista un retraso evolutivo en la adquisición del lenguaje, para poder estimular de manera adecuada.
La estimulación del lenguaje está enfocada a mejorar la capacidad de expresión y comprensión, por medio de juegos y actividades llamativas centradas en el lenguaje.

Los niños candidatos a estimular el lenguaje suelen presentar las siguientes características:

– Aparición de las primeras palabras después de los dos años.
– La unión de palabras comienza después de los tres años.
– Vocabulario muy reducido.
– Desarrollo comunicativo mediante el gesto.
– Desinterés comunicativo.
– Suelen ser niños que comprenden adecuadamente el lenguaje.

Trastornos en la lectura y/o escritura

-Retraso lector

Hablamos de retraso lector, cuando existe una dificultad en el aprendizaje de la lectoescritura que no es producida por ninguna alteración asociada, sino que se debe a una cuestión de evolución madurativa en el proceso de aprendizaje de esta.
Suele ser una dificultad transitoria que se da desde los 6 a los 8 años y que mediante trabajo se puede superar y llegar al nivel esperado de los niños de su edad.
Las características más comunes en niños con retraso lector, son las siguientes:
– Errores frecuentes en la lectura oral, falta de precisión lectora.
– Velocidad lectora baja.
– Dificultades en la escritura (faltas ortográficas, sustituciones, inversiones… )
– Desinterés en la lectura y/o escritura.
– Dificultades en la comprensión lectora.

-Disgrafía

Se define como disgrafía a las dificultades funcionales a la hora de realizar los trazados gráficos que requiere la escritura. Surge en niños con una inteligencia normal, sin lesiones cerebrales ni con problemas sensoriales o a carencias socioculturales. No obstante, la escritura supone una organización de movimientos en los que se debe considerar la implicación de aspectos madurativos y de aprendizaje.
Las principales características que presenta la escritura de un niño con disgrafía son:
– El tamaño de las letras suelen ser o excesivamente grandes o muy pequeñas.
– Distorsiones en las formas de las letras.
– El espacio entre las letras o palabras es irregular, en ocasiones muy separadas y en otras apiñadas.
– La inclinación de la escritura es inadecuada.
– Márgenes irregulares.
– Tachones y borraduras.
Como consecuencia de estos rasgos, la escritura de niño con disgrafía puede ser parcial o totalmente ilegible.

-Disortografía

Se trata de una dificultad en la escritura correcta de las palabras desde el punto de vista ortográfico. Dentro de la disortografía podemos encontrar diferentes niveles de dificultad y distintos tipos dependiendo de los errores que cometa con mayor frecuencia.
Alguna de las características que presentan los casos de disortografía son:
– Dificultad en la conversión del fonema al grafema.
– Faltas ortográficas abundantes.
– Errores de omisión o sustitución de letras o sílabas.
– Falta de acentuación de las palabras.
– Falta de signos de puntuación.

Deficiencia Auditiva

La intervención logopedica en pacientes con alteraciones auditivas debe de tener en cuenta tres cuestiones fundamentales: ¿Dónde está localizada la lesión?, ¿Cúando hizo su aparición?y ¿de qué tipo es la pérdida auditiva?. En base a las respuestas de estas preguntas, se trazaría el modelo de intervención centrado en la adquisición del lenguaje, a través del método que resulte más eficaz dependiendo del caso (oral, sistemas gestuales o bimodal).

Trastorno Específico del Lenguaje (TEL)

Se define como TEL a “la dificultad con el lenguaje que no está causada por ningún déficit evidente a nivel neurológico, sensorial, intelectual o emocional, y que puede afectar al desarrollo del vocabulario, la gramática y las habilidades conversacionales”.
La variedad de problemas y casos que se consideran como TEL es muy grande, podemos considerar como características generales de este trastorno las siguientes:
– Tienen un nivel lingüístico inferior a lo esperado según su edad cronológica (se considera que tiene que existir un retraso de al menos 12 meses).
– El niño presenta un desarrollo normal a nivel cognitivo, social y motor.
– Los déficits afectan a la comprensión y producción del lenguaje.
– Desde los 2-3 años de edad se puede observar que existen dificultades a nivel lingüístico.
Esta dificultad tiene un carácter evolutivo, por lo que si no se realiza una intervención adecuada, los problemas pueden ir empeorando a lo largo del tiempo.

Daño cerebral

La logopedia es una parte fundamental en la rehabilitación de un paciente de Daño Cerebral, recuperar, mantener o aprender el lenguaje es vital puesto que es el vehículo principal para la interacción social.
El daño cerebral se divide en dos tipos:
a) Adquirido: cuando el daño cerebral se produce de manera inesperada en la vida de la persona, las causas más frecuentes son los Accidentes Cerebrovasculares (ACV) o los traumatismos craneoncefálicos (TCE). Un elevado porcentaje de pacientes con lesiones cerebrales adquiridas presenta alteraciones en la comunicación. Dichas alteraciones pueden comprometer tanto a los procesos de expresión como a los de comprensión. La mayoría de los casos presenta una combinación de diversas alteraciones de la comunicación. Las principales son:
• Afasias.
• Trastornos atencionales.
• Amnesias.
• Agnosias.
• Apraxias.
• Disartria.
• Trastornos emocionales.
• Trastornos del comportamiento y de la personalidad
b) Congénito: es aquel que se da desde el nacimiento. Los principales trastornos son:
• Trastornos Generalizados del desarrollo
• Síndrome autista.
• Síndrome de Rett.
• Síndrome de Asperger.
• Parálisis cerebral.
• Retraso madurativo.

Destacados

Síguenos en Twitter…

… o en Facebook